17:27h. Martes, 10 de diciembre de 2019

amor romántico

Coral Herrera: "Hay que trabajar mucho para despatriarcalizar el amor romántico"

Coral Herrera defiende que el amor no puede ser una fuente de sufrimiento ni de violencia sino todo lo contrario
Coral Herrera durante una entrevista en FemiCádiz. FOTO: SONIA HERRERA
Coral Herrera durante una entrevista en FemiCádiz. FOTO: SONIA HERRERA

"Lo romántico es político", eso es lo que puede leerse de inicio en la bio de Twitter de Coral Herrera, licenciada en Humanidades y Comunicación Audiovisual y doctora tras hacer su tesis sobre el amor romántico en Occidente y su relación con el capitalismo, el patriarcado y la democracia, y es que como ella misma resalta el mito del amor romántico nunca había sido objeto de estudio ya que "siempre se había considerado que pertenecía al ámbito privado, de los sentimientos y emociones".

Por eso, Coral Herrera (Madrid, 1977) utiliza uno de los lemas del feminismo radical (lo personal es político) para iniciar su tesis sobre el amor romántico, ya que "lo que nos pasa a una, nos pasa a todas" y porque es algo que "hace sufrir a mucha gente - sobre todo mujeres- y está muy relacionado con la violencia de género, que provoca también que muchas mujeres pierdan la vida". Herrera confiesa que su afán fue "ver cómo podíamos sufrir menos y disfrutar más del amor", en una correlación de ideas para dejar de asociar amor con sufrimiento. 

Durante una entrevista poco antes de ofrecer una charla sobre las formas de quererse, Coral Herrera desmonta frases populares que aun se repiten como los que se pelean se desean, del amor al odio hay un paso; y quien bien te quiere, te hará llorar. "Es un pensamiento muy macabro", sentencia, añadiendo que el amor "no puede ser una fuente de sufrimiento ni de violencia sino todo lo contrario" por eso propone "trabajar mucho" para "despatriarcalizar el amor romántico" al igual que se hace en otras disciplinas como la ciencia, el deporte o la política. 

El amor romántico llega desde la infancia a través de esos cuentos sobre princesas que necesitan ser salvadas de temerosos peligros. Para desengancharse de esas historias manidas, Coral Herrera considera necesario pensar en otras referencias sobre la masculinidad, otros héroes y heroínas y en otro tipo de finales felices y para ello "hace falta un cambio cultural y educativo" para que los niños y niñas conozcan otros modelos y otras formas de amar. 

La factoría Disney es una las empresas que más han fomentado el amor romántico y que ahora trata de revertirlo con nuevas versiones de sus cuentos, como el caso de la Jasmine empoderada de Aladdin que provocó, de hecho, la queja de numerosas personas al haberse cambiado sustancialmente este personaje. Herrera considera que aunque Disney está tratando de "modernizar" a sus princesas, "su mensaje está enfocado al espera, aguanta, sacrifícate, renuncia a todo y ya verás como al final encuentras a tu príncipe azul y eso a las mujeres no nos viene bien, ya que depositamos toda la responsabilidad de nuestra felicidad en el príncipe azul y no en nosotras". 

Sobre la violencia de género, Herrera destaca la "resistencia muy fuerte" de los hombres ante los avances del feminismo y anima a combatirla con "mucha educación y feminismo en las aulas". "Hay que desmontar todos los mitos que naturalizan el sufrimiento y el dolor en las relaciones románticas", apunta.