05:20h. Viernes, 03 de abril de 2020

Atacan con pintadas fascistas la sede de una batucada de mujeres en Camas (Sevilla)

La asociación ha denunciado públicamente en Facebook el ataque por personas "afines a la ultraderecha" 
Fachada de la sede de Yemú Yembá Batucada. FOTO: Facebook Yemú Yembá
Fachada de la sede de Yemú Yembá Batucada. FOTO: Facebook Yemú Yembá

La sede de la batucada de mujeres de Sevilla Yemú Yembá, perteneciente a la asociación Mujeres Asociadas Percursionistas (MAP), sufría este fin de semana un ataque y amanecía con pintadas en favor de VOX, Franco y con de órganos genitales masculinos a lo largo de todas las paredes, en todos los instrumentos y en la fachada de la entrada, según han difundido a través de un comunicado en Facebook. 

Las responsables de este grupo aseguran desconocer a los autores de estos hechos aunque dejan claro que "son afines a ideologías relacionadas con la ultraderecha". De hecho, entre las pintadas hay referencias a VOX y al partido nazi a través de las distintas esvásticas que han dibujado en sus instalaciones. 

Además, los responsables de este ataque también han dibujado una esvástica y el nombre del dictador Franco en una bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTBI, y con la que esta batucada ha participado en pasacalles por el Día del Orgullo. "La agresión tiene también un marcado carácter homófobo", han acusado en su comunicado. 

"Por los indicios encontrados, entendemos esta agresión como un ataque contra el Colectivo de Mujeres Percursionistas, que se encuentra ubicado en este espacio", han denunciado, explicando que el objetivo de este grupo es el de "disfrutar tocando música afro-brasileña y visibilizar el papel de la mujer en la percusión, buscando la igualdad entre géneros y la inclusión social".

Pintada de genitales masculinos en la sede de Yemú Yembá Batucada. FOTO: Facebook Yemú Yembá

Pintada de genitales masculinos en la sede de Yemú Yembá Batucada. FOTO: Facebook Yemú Yembá

El colectivo Yemú Yembá expone que este ataque fascista tiene "una pretensión claramente intimidatoria contra el colectivo de mujeres", ya que en el asalto no ha habido ningún robo de instrumentos ni de ninguna otra clase pero sí han aparecido numerosas pintadas de genitales masculinos "en un tono y forma con un marcado carácter sexista, ofensivo e intimidatorio", subrayan.