16:39h. Martes, 10 de diciembre de 2019

violencia género

España registra casi 41.000 detenidos solo por violencia de género en 2019

La Policía Nacional ha atendido a casi 35.000 víctimas de violencia de género y liberado a más de 450 víctimas de trata y explotación sexual en 2019
Carteles vistos en la manifestación del 15 de enero en Sevilla. Foto: MJ Romero
Carteles vistos en la manifestación del 15 de enero en Sevilla. Foto: MJ Romero

Casi 35.000 víctimas de violencia de género atendidas y más de 450 víctimas de trata y explotación sexual liberadas en lo que va de 2019 es el balance anunciado hoy por la Policía Nacional y que ha sido llevado a cabo por la Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer (UFAM) y la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF). 

Según los datos de la UFAM, durante los primeros diez meses del año 2019, se produjo un aumento de casi un 10% en los delitos de violencia de género, violencia doméstica y violencia sexual respecto al mismo periodo del año 2018. En total, durante los primeros diez meses, se tuvo conocimiento de 62.797 delitos relacionados con estos tres tipos de violencia, lo que supone un 3,57% del total de delitos de cualquier índole registrados en España.

De esa cantidad, 40.477 fueron por violencia de género, mientras que 16.759 casos se debieron a violencia doméstica y 5.561 sucesos por violencia sexual, un 7,81% más que en el mismo periodo del año anterior.

Además, en ese periodo de diez meses, la Policía Nacional ha realizado un total de 40.919 detenciones en el ámbito competencial de la UFAM, un 7,68% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone que dos de cada diez detenidos en España, concretamente un 20,19%, lo son por delitos cometidos contra la familia o contra la mujer. De esta cifra, 27.733 lo fueron por delitos de violencia de género. 

La UFAM ha contabilizado 54.860 víctimas de delitos competidos en el ámbito de sus competencias, un 8,80% más que en el mismo periodo del año 2018.

Estos datos han sido presentados hoy en un acto en Madrid que ha estado presidido por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella. Durante su intervención, Botella ha asegurado que “la lucha contra la violencia sobre la mujer es una cuestión prioritaria para la sociedad" y ha añadido que la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género “marcó un hito a partir del cual las cosas son diferentes y no solo diferentes, sino también mejores, y nos ha dotado de un instrumento para luchar contra una lacra que es muy compleja”.

Desarticuladas 54 organizaciones de trata de seres humanos para su explotación sexual

También se han expuesto los datos de los tres primeros trimestres de 2019 correspondientes a la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de la Policía Nacional (UCRIF), encargada de la investigación de las actividades delictivas, de ámbitos nacional y transnacional, relacionadas con la trata de seres humanos, el tráfico de personas, la inmigración ilegal y las falsedades documentales en esta materia, así como de los delitos conexos a aquéllos.

Esta unidad ha desarticulado durante el presente año un total de 54 organizaciones criminales dedicadas a la trata de seres humanos para su explotación sexual, laboral o mendicidad forzada. De ellas, 44 fueron dirigidas contra grupos dedicados a la trata de seres humanos y explotación sexual. En este ámbito se realizaron, además, como actividad preventiva en el ejercicio de la prostitución, 730 inspecciones administrativas, de las cuales un 63% se realizaron en clubes de alterne. En estas inspecciones fueron detectadas 4.303 personas en situación de riesgo.

Se han tramitado en este periodo un total de 115 atestados -53 por trata de seres humanos y 62 por explotación sexual- y se ha identificado a 467 víctimas, de las cuales 143 fueron por trata y 324 por explotación sexual, en su mayoría mujeres. Por todo ello, han sido detenidas 264 personas, 109 acusadas de trata de seres humanos y 155 por explotación sexual.

Por nacionalidades, las víctimas de trata de seres humanos fueron, en su mayoría, venezolanas, paraguayas y colombianas, mientras que las víctimas de explotación sexual procedían, sobre todo, de China, Colombia y España.