Buscar
17:22h. martes, 02 de junio de 2020

día mujer

"Si luchas puedes perder. Si no luchas, estás perdida": el movimiento feminista resiste a su tercer 8m consecutivo

Amplio seguimiento a las manifestaciones por el 8 de marzo en toda España
Manifestación por el 8m 2020 en Jerez. FOTO: MJ Romero
Manifestación por el 8m 2020 en Jerez. FOTO: MJ Romero

Y el feminismo volvió a ocupar las calles, a pesar de todo. Así podría llamarse esta crónica del día después del 8 de marzo, tras el éxito de las manifestaciones celebradas en toda España para reivindicar el Día de la Mujer.

"A pesar de todo" porque días antes del domingo parecía que el movimiento feminista iba a llegar demasiado dividido al 8 de marzo. Ese era el run run que resonaba en las cabezas de feministas que han visto como en los dos últimos años la lucha feminista ha regresado a debates que parecían más que superados, como la abolición de la prostitución. 

Al final, el 8 de marzo volvió a convertirse en un clamor en las calles contra las violencias machistas, las agresiones sexuales y todas las formas de opresión que sufren las mujeres. "Patriarcado y capital, alianza criminal", "escucha, hermana, aquí es tu manada", "no es no", o "el patriarcado opresor es un macho violador" (tomado este último cántico de 'Un violador en tu camino") fueron solo algunas de las proclamas que, como en Jerez, se gritaron en el resto de manifestaciones convocadas por toda España. 

Justamente en Jerez de la Frontera la Policía Nacional cifró en 3.000 personas el seguimiento de esta manifestación a su paso por la rotonda del Minotauro, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta de que era domingo y no se había convocado la huelga feminista como en los dos años anteriores. 
Manifestación por el 8m 2020 en Jerez. FOTO: MJ Romero

Manifestación por el 8m 2020 en Jerez. FOTO: MJ Romero

Los mensajes escritos en los carteles de algunas manifestantes llamaban a poner el foco de atención sobre el machismo, la violencia sexual y el patriarcado. Así, pudieron leerse pancartas como "Al volver a casa no quiero correr con las llaves en la mano y el corazón en un puño", "Si mirases por nuestros ojos, gritarías igual" y "si te molesta el feminismo, eres parte del problema", o mensajes que apelaba directamente a las mujeres como "si luchas puedes perder. Si no luchas, estás perdida" o "gritamos por las que no pueden gritar". 

La manifestación volvió a tomar el mismo camino que el año pasado, siendo el punto de salida y llegada la plaza del Arenal. Allí, rozando las siete y media de la tarde se ponía el broche final a la jornada con la lectura del manifiesto de la Marea Violeta y entonando el ya famoso 'Bella ciao' feminista. 

El 8 de marzo sin embargo empezaba el domingo desde muy temprano, la plaza del Arenal amanecía ya con carteles con mensajes sobre la precariedad y la discriminación femenina en todos los ámbitos, una acción que los colectivos organizadores (Marea Violeta Jerez y La Faraona) han valorado de forma positiva por su efectividad para "concienciar" a quienes paseaban por esta céntrica plaza jerezana. 

Las distintas actividades que se realizaron por la mañana en este espacio, como el taller sobre mujeres racializadas tuvo también muy buena acogida entre quienes prefirieron acudir a esta cita en un domingo soleado y caluroso. Aunque una de las acciones más esperadas de esta primera parte del día fue la performance 'Un violador en tu camino', popularizado mundialmente por las feministas chilenas.

Tras eso, fue el turno para la lectura de manifiestos de los distintos colectivos que habían colaborado en la organización de este 8m, visibilizando así sus demandas y mostrando la realidad que viven las mujeres gitanas, pensionistas, lesbianas e incluso las mujeres periodistas. 

La Plaza del Arenal llena de gente antes de la performance 'Un violador en tu camino'. FOTO: MJ Romero

La Plaza del Arenal llena de gente antes de la performance 'Un violador en tu camino'. FOTO: MJ Romero

El 8 de marzo cierra una nueva jornada de éxito, y ya van tres. Aunque con un poco menos de seguimiento que en años anteriores por el día en que caía, el impacto, la repercusión y el sentimiento de que el movimiento feminista sigue vivo, lo que quedó más que patente durante toda la jornada.